Enchufe solar para cargar tus dispositivos en cualquier lado

El Window Socket o toma de ventana es un proyecto desarrollado por Kyuho Song y Boa Oh, estudiantes graduados en el Instituto de Diseño y Arte de Samsung, en Seúl. Se trata del prototipo de una toma de enchufe que podremos colocar en cualquier ventana, y que gracias a un pequeño panel solar colocado en su parte posterior será capaz de alimentar nuestros dispositivos electrónicos.

El proyecto se ha presentado durante el festival Dubai Design Week, que desde el pasado 24 de octubre muestra el trabajo de diseñadores de 26 países. Dentro de este festival se encuentra la exhibición Global Grad Show dedicada a los proyectos de estudiantes. Provienen de escuelas de diseño de todo el mundo, que es en el que nos podemos encontrar esta curiosa propuesta.

En esencia, lo que tenemos en este proyecto es un pequeño enchufe de plástico que por una cara tiene una mini-célula solar y por la otra una toma. Está diseñado para ser atractivo para la vista y el bolsillo. Lo único que hay que hacer es ponerlo en una ventana que le de el sol , cargar y conectar.

Un trabajo aún en desarrollo

Se trata sólo de un prototipo en el que toma la idea de los cargadores solares y le da un diseño sencillo y minimalista. Más allá de su atractivo aspecto aún le quedan bastantes mejoras por hacer. La primera es que utilizarlo no es tan fácil como ponerlo en la ventana y enchufar, ya que el ‘Window socket’ necesita unas ocho horas para cargar su batería, aunque para emergencias funciona igual mientras se carga.

La batería de 1.000 mAh que equipa puede parecernos poco teniendo en cuenta las exigencias de los dispositivos del mundo desarrollado. Pero siendo suficiente para mantener una bombilla de 60 vatios encendida durante aproximadamente 20 horas. Puede llegar a marcar enormes diferencias en aquellas zonas del mundo en la que todavía no tienen electricidad.

Un enchufe para todos

Aún así, sus creadores tampoco pretenden conformarse con ese tipo de clientes, y ya están trabajando en nuevos prototipos. Queremos una mayor batería y mayores velocidades de carga. Y hablamos siempre de prototipos porque de momento eso es lo que es.

“Logramos una idea que aún estamos desarrollando pero todavía no tenemos intenciones de comercializar”.


Entre otras cosas, porque quieren que el dispositivo final sea una herramienta pequeña, económica y útil. Se podrá llevar siempre con nosotros para cargar nuestros móviles en zonas sin tomas de corriente. Si vamos de excursión y nos quedamos sin batería, si estamos en un barco en el mar, o el autobús.

Fuente: Xataka